EL TRANSPORTE PÚBLICO URBANO ES UN AUTÉNTICO POLVORÍN EN CANCÚN

0
134
EL TRANSPORTE URBANO EN CANCÚN YA ES UN JUGOSO NEGOCIO PARA LOS POLÍTICOS

Cancún Quintana Roo.– El negocio del transporte público en Cancún se ha convertido en un auténtico polvorín, lo que ha desatado una encarnizada competencia entre las empresas concesionarias y ahora la desbordada ambición de políticos que tienen las manos metidas en este sector.

A pesar de la saturación de rutas y la consecuente afectación tanto para los choferes como para los miles de usuarios, se ha incrementado el número de unidades, sobre todo por parte de la empresa de combis TTE (Transporte Terrestre Estatal).

De hecho, ayer esta situación provocó un paro de labores por parte de operadores de la Ruta 17, debido a su inconformidad porque TTE puso en marcha nuevas combis, aún cuando esto representa una afectación al bolsillo de los operadores, pues al haber más vehículos sus ganancias se reducen, incluso, para sacar la liquidación diaria.

Lo curioso del asunto es que TTE es una empresa del Gobierno del Estado, administrada a través del Sindicato de Taxistas de Cancún, y justo al final del sexenio anterior se autorizaron cientos de placas para nuevas concesiones a favor de amigos y políticos, quienes ahora, con la nueva administración estatal, insisten en que se pongan en operación.

Como su nombre lo indica, TTE es de concesión estatal, por lo tanto sus unidades, al igual que las combis rojas de “Transportes la Franja”, no pueden ser reguladas por el Ayuntamiento de Benito Juárez.
Según los choferes, el gerente de la empresa TTE, Eduard Núñez, les dijo que eran instrucciones del Gobierno del Estado autorizar más combis para el servicio en Cancún, lo que generó la molestia de los afectados y decidieron dejar de laborar por varias horas y detener a las combis nuevas.

Al respecto, el regidor del Ayuntamiento y presidente de la Comisión de Transporte y Vialidad, Noe Pinacho Santos, consideró que ante la saturación de rutas que hay por parte de la empresa de TTE en el municipio, la Secretaría de Infraestructura y Transporte (SINTRA), debería asegurar que no se otorguen más concesiones en Cancún y que es urgente que las autoridades estatales tomen cartas en el asunto.

El jugoso negocio del transporte representa en Cancún unos mil autobuses tan sólo de las cuatro empresas con concesión municipal: Autocar, Maya Caribe, Turicún y Cooperativa de Transporte de Bonfil, que en su conjunto movilizan diariamente a más de 300 mil pasajeros. A esto se le suman cerca de 600 combis TTE, más unas 1,500 unidades irregulares y casi 650 bicitaxis.

Fuente: El Tostón QR

DEJE UN COMENTARIO